POR ALTERACIONES DE LA RESPIRACION

PAGINA ANTERIOR


Al introducirnos en el agua, un medio “hostil” para el ser humano, ya que este en él no puede respirar, nos exponemos a sufrir lesiones derivadas de esta falta de respiración o, en el caso de usar escafandra autónoma, por una inadecuada respiración con ella.
De esta forma, por alteraciones de la respiración, un buceador puede sufrir



• Sofocación
• Casi Ahogamiento



 

 


SOFOCACIÓN

TEMARIO

Se han explicado en capítulos anteriores que, a pesar de que el material usado en el buceo autónomo, ha mejorado mucho con los avances tecnológicos haciendo la respiración subacuatica mucho más cómoda, hay una serie de motivos que hacen que esta este dificultada, recordemos esos factores:



- Densidad del aire mayor que en superficie por efecto de la presión, lo que hace que su movilización, sea mas difícil.
- Al estar sometidos a presiones ambientales superiores a la atmosférica, los movimientos respiratorios están dificultados, nos cuesta mas trabajo inspirar y espirar.
- Para respirar hay que vencer la inercia valvular del regulador que, si bien cada día es menor, ya que los reguladores son cada vez mas sofisticados, sigue existiendo.



Como vemos hay una serie de motivos que dificultan, en cierta medida, la respiración subacuatica. Si a estos motivos añadimos que nos movemos en un medio mucho más denso que el aire, lo que nos exige un esfuerzo físico mayor, podemos llegar a la conclusión de que el agotamiento bajo el agua puede aparecer con mayor facilidad que en superficie.
La sofocación durante la practica del buceo es similar al estado de ahogo que nos aparece tras realizar un ejercicio físico intenso en superficie, con la particularidad de que no tenemos que hacer un ejercicio tan intenso como en superficie para que nos ocurra, por los motivos anteriormente expuestos.
A todo lo citado arriba, deberemos de añadir el estado de ansiedad que se puede producir al sumergirnos, mucho mas intenso en buceadores inexpertos. Nos introducimos en un medio “hostil”, a veces saltamos desde una roca o nos lanzamos desde un barco, puede entrar agua en los ojos, en la boca… situaciones que pueden estresarnos y hacernos perder el ritmo respiratorio adecuado.
La sofocación la experimentaremos como una sensación de falta de aire, parece como si nuestro regulador no nos diera el aire que necesitamos.
Ante el más mínimo síntoma de aparición de sofocación, la actitud a seguir es detenerse, dejar de realizar el ejercicio que estuviéramos haciendo y centrarnos en controlar nuestra respiración. Hacer respiraciones lentas y pausadas procurando vaciar bien los pulmones para ventilarlos correctamente Buscar el apoyo del compañero si estamos agobiados puede ser muy importante (apoyo psicológico “no estas solo”). Mantener esta actitud hasta que desaparezca el cuadro.

Un cuadro de sofocación, aunque aparentemente es un cuadro leve y tiene una solución relativamente sencilla, puede desencadenar una situación de pánico bajo el agua, lo cual puede llevar al afectado a situaciones mucho mas serias, como la perdida de control del ritmo respiratorio pudiendo provocarle una perdida de conocimiento, es por ello por lo que no debemos de restarle importancia a un cuadro de sofocación.

 

 

PAGINA ANTERIOR

 

PINCHA EN LA BARRA PARA INICIO DE PAGINA


 

 

 

 

AHOGAMIENTO

 

TEMARIO

Antes de explicar nada acerca de este tema, debemos de hacer unas aclaraciones.

 El termino de ahogamiento implica el desenlace de muerte, por eso tendremos que usar otro termino para referirnos a la situación de un individuo que tiene un accidente por sumersión con compromiso respiratorio, del que consigue salir con vida, al menos en primera instancia, a este supuesto se le denomina casi ahogamiento.
Del mismo modo hay una serie de consideraciones, referidas a la entrada de liquido o no en el aparato respiratorio, que según los textos consultados dan una conceptualización clásica del ahogamiento y otra moderna, me he permitido la licencia de hacer un compendio entre las dos para que sea mas sencilla la comprensión por parte del lector.

Hecha esta aclaración, diremos que en la actualidad se acepta el término de casi ahogamiento como:

“Todo aquel accidente por sumersión en medio liquido que conlleva un cuadro clínica de asfixia aguda, haya o no aspirado de liquido en los pulmones, e independientemente de su evolución posterior”

Al estar una persona en un medio líquido, por el motivo que sea, puede sufrir una sumersión involuntaria y sobrevenirle un ahogamiento, lo que pondrá en serio compromiso la ventilación pulmonar.
En el caso concreto del buceador autónomo, pude sobrevenir el ahogamiento por dos motivos fundamentales:
 


• Un fallo en el equipo que impida la correcta respiración. Aquí se hace vital la figura del compañero de buceo.
• Una patología que provoque una perdida de conocimiento, es lo que se conoce como un síncope. El síncope se produce por una falta brusca de oxigenación cerebral.


Podemos distinguir varias fases en el ahogamiento:



1. / Agitación: el afectado lucha por respirar, la saturación de oxigeno en sangre va disminuyendo
2. / Apnea refleja: al existir contacto del agua con el tejido del aparato respiratorio se produce una constricción de los mismos y una apnea refleja
3. / Retorno a la respiración: el afectado vuelve a intentar respirar, produciéndose, si no hay espasmo laríngeo que lo impida, la entrada de agua en los pulmones.
4. / Convulsiones asfícticas: la saturación de O2 en sangre es muy baja, el organismo convulsiona
5. / Parada respiratorio y cardiaca: el aparato respiratorio deja de funcionar. Si esta situación se prolonga el corazón dejara de latir.




En cualquier caso, cuando se produce un ahogamiento se pueden dar dos tipos de situaciones:

1/Aspiración de agua:

También se le conoce como ahogado azul, por la coloración azulada de la piel.
Tras la apnea refleja hay un retorno a la respiración y el sujeto “respira” agua, entrando esta en el aparato respiratorio, provocando una serie de fenómenos:



- La entrada de agua en los alvéolos va a imposibilitar el intercambio gaseoso, provocándose una disminución de la saturación de 02 en sangre (hipoxia).

- Por otra parte las propiedades del agua que entra en los pulmones son muy diferentes de la de la sangre (su salinidad, su osmolaridad…) lo que va a provocar alteraciones en la sangre. Esta alteraciones van a depender de si el agua es salada o dulce:

Agua salada: Las sales minerales están disueltas en al agua en mayor concentración que en la sangre por lo que nuestro organismo intenta equiparar concentraciones y se produce una extravasación de liquido desde la sangre a los alvéolos, provocándose un “encharcamiento” pulmonar (edema de pulmón) que viene a complicar aun mas si cabe el problema de intercambio gaseoso.

Agua dulce: En este caso la presencia de sales minerales es mucho menor y se produce el efecto contrario al caso del agua salada, es decir, es el agua la que penetra en la sangre provocando un aumento del volumen circulante por el torrente sanguíneo, lo que va provocar una sobrecarga cardiaca haciéndose insuficientes los latidos de este (fallo cardiaco), al no poder bombear el corazón la sangre que le llega desde la circulación pulmonar, esta se acumula en los alvéolos, provocando un “encharcamiento pulmonar” (edema de pulmón), que también se producía en el caso del agua salada. El edema pulmonar también se ve agravado por la alteración que sufre la membrana alveolar.
(Estos son algunos de los motivos por lo que actualmente no se diferencia entre ahogado con aspiración de agua dulce o agua salada, por que, a nivel pulmonar, la evolución, aunque por diferentes motivos, llega hasta un mismo estadío, sin embargo la complicaciones hematológicas (sanguíneas) no aparecen el caso de un ahogado por agua salada, es por ello, por lo que he hecho una síntesis de las dos concepciones de ahogamiento)
Por otra parte se producen alteraciones a nivel de la membrana de los hematíes (glóbulos rojos) provocando su ruptura (hemólisis) dificultando aun mas el transporte de O2.

- El agua que se introduce el los pulmones no esta limpia, en su interior hay una gran cantidad de gérmenes que pueden provocar infecciones respiratorias (neumonías) complicando mucho la evolución del afectado.



2/ Espasmo laríngeo que evita la aspiración de agua:

Tras la apnea refleja no hay retorno a la respiración, por lo que no entra agua en el aparato respiratorio, siendo la evolución posterior del ahogado mucho más satisfactoria, ya que no se producirán ni las complicaciones posteriores por posible infección (neumonías) ni las alteraciones en la sangre. también se le conoce como ahogado blanco, ya que al no entrar agua en los pulmones el intercambio gaseoso se sigue realizando, con la particularidad de que, al no renovarse el aire alveolar la saturación de O2 en sangre va disminuyendo rápidamente apareciendo al final la coloración azulada de la piel
(Este es otro de los motivos por los que en la nueva concepción del ahogado no se hable de ahogado azul y blanco porque, haya entrado o no agua en los pulmones, a la postre aparece la coloración azulada).


Ante un ahogamiento, la primera actuación a seguir, es rescatar al individuo afectado-a del agua.
Una vez rescatado del agua lo tumbaremos boca arriba y comenzaremos con las maniobras de preanimación.

Las posibilidades de recuperación de un ahogado van a depender, principalmente, de la rapidez con que realicemos el rescate y las maniobras de resucitación.


La anoxia (falta de oxigeno) a nivel cerebral va a provocar un deterioro irrecuperable de este, se estima que el tiempo máximo de resistencia a una anoxia cerebral oscila entre los 3 y 4 minutos,
Del mismo modo el músculo cardiaco deja de funcionar, provocándose una parada cardiaca, entre los 3 y los 5 minutos siguientes a una parada respiratoria.

Las maniobras de resucitación deben de mantenerse hasta la recuperación del ahogado, hasta la llegada de los servicios de emergencia o hasta la llegada a un centro sanitario si nos vemos en la necesidad de trasladar al ahogado por nuestros propios medios.
Si el afectado recupera la ventilación espontánea procederemos a la administración de oxigenoterapia a la mayor concentración posible, trasladándole SIEMPRE de inmediato a un hospital. El hecho de recuperarse tras un ahogamiento no implica que no vayan a aparecer complicaciones posteriores q agraven de nuevo el cuadro sufrido.



 

 

PAGINA ANTERIOR

 

PINCHA EN LA BARRA PARA INICIO DE PAGINA